The Hall of Stars

Concierto de AC/DC en Madrid

El grupo australiano visitó nuestro país, tras 6 años sin hacerlo, con tres conciertos, dos en Madrid y uno en Barcelona, consiguiendo el completo en todos ellos.

Como en cada concierto, AC/DC consiguió inundar las calles de camisetas oscuras y cuernos rojos que iluminaron durante toda la noche el espectáculo. Destacaremos la gran diferencia de edad entre los asistentes al concierto.

Comenzó la noche con los teloneros Vintage Trouble que sorprendieron con su blues-rock a los que ya habían entrado al estadio y animándonos a llamar a los integrantes de AC/DC cuando se acercaban las 22:00.

Tras 5 minutos de retraso llenos de cánticos expectantes, comenzó el vídeo de introducción en las pantallas del famoso escenario con cuernos, y tras esto, unos cuantos fuegos artificiales introdujeron el tema que da nombre al nuevo proyecto, «Rock or Bust», con el que todo el público comenzó a cantar y saltar, y continuó haciendolo durante todo el concierto. Nos deleitaron con las nuevas canciones, pero también hubo tiempo para rememorar los temas más conocidos de la banda como «Thunderstruck» que tanto aclamó el público, «T.N.T.» durante la cual cañones ‘dispararon’ y «Highway to Hell» para la cual incluso los más cansados se levantaron de sus asientos. Todo esto en un escenario con múltiples colores que además contaba con tres pantallas. Como único defecto, el tiempo entre canciones, también comprensible tras tantas energías gastadas.

El cantante Brian Johnson no paró de recorrer el escenario con su particular voz haciéndonos disfrutar a todos y cada uno de los que asistimos al Vicente Calderón.

Batería, guitarrista y bajo; Chris Slade, Stevie Young y Cliff Williams; no pararon de moverse y complementar la voz de Johnson.

Destacaré el papel de Angus Young, que comenzó con su particular uniforme de colegio para terminar únicamente con los pantalones. El guitarrista no dudó en mostrarnos sus mejores pasos de baile y su mano en cuernos al final de cada canción. Además, el eterno colegial nos deleitó con un increíble solo de guitarra de más de diez minutos que acabó con Young en el suelo y confeti por todo el estadio.

El concierto terminó con la famosa canción «We salute you» que acabó con las últimas energías del público y probablemente de los integrantes del grupo.

Definitivamente, los años solo han pasado por ellos en el físico, pues siguen teniendo la misma energía que cuando empezaron.


Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.