The Hall of Stars

Crítica: «Errementari»

Original, asombroso. Un largometraje fantástico que demuestra que

no todo el buen cine está en la gran pantalla.

De vez en cuando encontramos joyas audiovisuales que estaban perdidas cogiendo polvo en algún foro de cinéfilos, o, en este caso, algo nuevo y realmente bueno que pasa desapercibido entre la masificación de contenidos a la que nos vemos expuestos a diario. Nunca habíamos tenido tantas opciones tan al alcance de nuestra mano. Afortunadamente para mí, siempre recibo soplos amigos acerca de estas singularidades.

En este caso se trata de «Errementari», una película de Netflix producida por el gran Álex de la Iglesia, con guión de Asier Guerricaechevarría y Paul Urkijo, y dirigida por este último. (Resulta importante para mí mentar a los guionistas, dado que somos los olvidados de la industria). Nos encontramos ante el género de fantasía, con tintes que nos recuerdan al trabajo de Guillermo del Toro y M.Night Shyamalan.

Debo reconocer mi escepticismo ante la idea de verla en euskera, pero como siempre, la versión original mima la obra hasta el último detalle. No sólo por los actores, sino porque en este caso particular me resultaría impensable escucharla en otro idioma.

Auténtica, única y entrañable. Un descenso a los infiernos que a una servidora le ha parecido un pedazo de cielo. «Errementari» alude a la incomprensión y el aislamiento, a la necesidad de reencontrarse con los seres amados, la pérdida y el amor, la rebeldía y la crítica a la Iglesia desde una atmósfera inicialmente siniestra y oscura, que termina por dibujar una sonrisa y sensación de paz en el espectador.

Silvia Dorado

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.