Zahara aterriza en La Riviera para llevarnos a su propio planeta

No sabemos si es un alien, pero, desde luego, Zahara no es de este mundo y, tal vez, tampoco de este universo. Eso es lo que han podido comprobar cerca de cuatro mil personas (en total) durante los dos conciertos que ha celebrado en la mítica sala de La Riviera (Madrid). Música en directo, escenografías ciudadas al detalle, vestuario acorde a la temática escenográfica, anécdotas detrás de las canciones, invitados especiales o bajar a bailar con el mismísimo público son algunas de las razones por las que podemos decir que Zahara ha hecho una presentación extraplanetaria de su disco. Aquí va un análisis de la segunda noche en La Riviera.

ESCENOGRAFÍAS ENVIDIABLES

Es conocido por el público que Zahara es una de las artistas nacionales que más miman sus actuaciones en directo. La cantante se ha rodeado de un equipo con el que ha trabajado para conseguir la iluminación, los visuales, la estética y el atrezzo perfecto para el disco que iba a presentar: Astronauta.

Cada canción se transformaba en una experiencia para el espectador, que se veía envuelto en una atmósfera propia de otro planeta. El decorado del escenario trataba de varias formas redondas en simulación de planetas, por lo que parece que el equipo artístico de Zahara ha conseguido a abducir a cerca de dos mil personas en cada noche y transportarlas a su propia galaxia. Cada elemento añadido a esta estética alien ha tenido un trabajo de varios equipos de profesionales, desde la secuencia de luces, el vestuario, las animaciones de los fondos y de las pantallas y la decoración física de los planetas. Todo este compendio audiovisual no distrajo en ningún momento a los asistentes de esta abdución, sino que fortaleció la simulación del recinto en un lugar donde el ser humano aún no ha sido capaz de llegar… porque se trata de la propia mente de Zahara. Todas las historias narradas en Astronauta son creaciones que Zahara llevaba en su interior y fueron plasmadas en material sonoro; ahora ha sido capaz de traspasarlo a la realidad y mostrar a los asistentes qué es lo que ocurre dentro de sí misma.

HISTORIAS DETRÁS DE LAS CANCIONES

Un artista, normalmente, tiene dos opciones: dar libertad de interpretación al público (que cada uno relacione las canciones a su propio contexto) o hacer partícipe a los fans del relato que hay detrás de los temas. Como buena artista, Zahara ha decidido desvelar algunas de las historias, mientras que otras se las ha guardado para su intimidad y, por tanto, tienen libre alberdrío para ser interpretadas. Uno de estos casos es el viaje a un pueblo de Zaragoza al que Zahara fue con su marido; durante la noche en La Riviera, la cantante decidió narrar su aventura de una forma muy cómica y mantuvo a los asistentes atentos mientras se escuchaban carcajadas de los presentes en los momentos más graciosos de este viaje. Esta misma anécdota, en forma de chascarrillo, se refleja en la canción que cantó a continuación, “Adjunto foto del café verbena”, lo que Zahara no sabe es que sus fans no necesitan ninguna imagen del lugar, ya han estado allí con ella.

LA IMPORTANCIA DEL PROCESO ARTÍSTICO

Un álbum no se crea sólo alquilando un estudio y grabando los sonidos, su proceso de creación es un largo camino en el que la artista o el artista experimenta con sus emociones, juega con las melodías y se aventura a buscar una buena productora o productor y compositores. Zahara hizo testigo a La Riviera de su recorrido hasta Gales, Reino Unido, incluyendo sus videollamadas en inglés con el productor o la forma en la que surgió la versión de “El diluvio universal” incluida en el disco. Es por eso por lo que fueron invitadas algunas personas que han estado involucradas en la composición y la producción de Astronauta.

EMOCIÓN, GANAS Y DIRECTO

Enfrentarse a una sala llena en un concierto puede ser imponente, pero esta mujer tan poderosa se armó de fuerza y emoción para volver a cantar una antigua canción que durante mucho tiempo no se había atrevido a cantar: “Con las ganas”. Agradeció a todo aquel que durante el último año le hubiera enviado una reflexión personal del tema o una versión en acústico, ya que es la razón por la que decidió coger su guitarra y cantar una letra que tanto daño le había causado, pero que ahora podía dedicársela a toda esa gente.

SHOW CON CRÍTICA SOCIAL Y POLÍTICA

Por último, llegó “Hoy la bestia cena en casa”, una canción que parece ser dedicada a la clase política por su nulo interés en el combate al machismo y el rachazo al movimiento feminista. Las pantallas traseras y laterales plasmaban, durante esta última actuación, una transición de fichas o documentos con la imagen y el nombre de políticos españoles e internacionales, entre los que se encontraban representantes de los principales partidos políticos en España como Albert Rivera, Mariano Rajoy, Santiago Abascal o Pedro Sánchez, y de otros partidos de ultraderecha a nivel internacional como Le Pen (Francia), Bolsonaro (Brasil) o Putin (Rusia); en estas fichas teñidas de rojo se especificaba si el político era humano, androide o replicante. Por último, tal y como ocurre en el videoclip, aparece el cuerpo de baile con un vestuario similar al del vídeo, pero, esta vez, se abrieron hueco entre el público de la sala, bailando en mitad de la pista, rodeados de los cientos de asistentes que les acompañaban bailando como si se tratara de la mejor fiesta jamás organizada.



Es lo que parece, Zahara se ha convertido en el mejor ejemplo de esfuerzo, ambición, creatividad y, sobre todo, de amante del arte. Sus últimos dos conciertos en Madrid nos recuerdan que hay mujeres en la industria con ideas muy poderosas, pese a todo el maltrato recibido por parte de las grandes discográficas. Yo, sin duda, volvería a su planeta.



Autor entrada: Miguel Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.