The Hall of Stars

Drama en Ucrania: MARUV denuncia el exigente contrato que debe firmar para representar a Ucrania en Eurovisión 2019

Este sábado tuvo lugar la final nacional en la que Ucrania elegía a su representante para Eurovisión 2019, resultando ganadora la cantante MARUV con su canción «Siren Song». Durante la gala, el jurado no dudó en hacer alusiones a Rusia y a Crimea, ya que algunos de los participantes, incluida MARUV, había cantado en esos lugares tan políticamente conflictivos para Ucrania. Tras su victoria, la joven artista hizo una serie de publicaciones en las redes sociales donde denunciaba las exigentes condiciones de su contrato a firmar para poder representar al país del este en Eurovisión 2019, una de las cláusulas implicaba cancelar sus conciertos (ya programados) en Rusia y permanecer bajo el control de la UA:PCB, la cadena pública. Actualmente, Ucrania no cuenta con representante para Eurovisión 2019 y, según medios locales, se estaría planteando abandonar el certamen durante esta edición.

Uno de los momentos más tensos de esta final fue la pregunta que le hizo Jamala, ganadora de Eurovisión 2016 y miembro del jurado del programa, a MARUV. La eurovisiva quiso «poner a prueba» a la candidata y preguntó si Crimea era parte de Ucrania. MARUV, por su parte, defendió que Eurovisión es un concurso musical que une a países y donde la política no tiene lugar, pero, tras la pregunta de Jamala, contestó que sí es parte de Ucrania, mientras las redes sociales ardían con críticas hacia la ganadora de Eurovisión por añadir contenido político repetidamente durante toda la tarde.

Finalmente, MARUV se convirtió la segunda favorita del jurado y la ganadora para el público ucraniano, que formaba un 50% del resultado total, por lo que fue la ganadora y, por tanto, la representante de Ucrania en Eurovisión 2019. Tras el programa, la cadena ucraniana afirmó que aún no estaba confirmado que la cantante fuera a viajar a Tel-Aviv, ya que antes debía firmar un contrato. Es en ese momento cuando MARUV publica a través de sus perfiles en redes sociales que el contrato que debe firmar le obliga a financiarse a sí misma su viaje a Israel, su actuación, cancelar todos sus actos en Rusia, permanecer bajo el control de la cadena, no improvisar en el escenario sin consentimiento previo, transferencia de los derechos de autor de su canción al 100%, no comunicarse con periodistas sin previo aviso a UA:PCB y, entre otras cuestiones, se vería obligada a actuar para (por ejemplo) el vicepresidente si lo requieren. En caso de que la joven cantante se saltara algunos de estos puntos, debería pagar 2.000.000 grivnas (65.000€ aproximadamente).

https://www.instagram.com/p/BuSYdiWgd6z/
Dentro de Instagram se puede traducir la publicación

Al día siguiente, habiéndo terminado el plazo para la firma de dichos papeles, tanto la televisión pública, como MARUV, publican que no han llegado a ningún acuerdo tras muchas horas de negociaciones entre ambos equipos. La artista explica que estaba dispuesta a financiárselo todo y cancelar sus actos en Rusia, puesto que se enorgullece de ser ucraniana, pero no quería convertirse en un arma político ni ser un juguete para los políticos del país. En el caso de la cadena ucraniana, defendían que ese contrato es idéntico al que han firmado anteriores representantes, sólo variaría la cláusula que le obliga a cancelar sus eventos en Rusia, algo que no convence a gran parte del público, ya que Melovin, representante de Ucrania en Eurovisión 2018, comentó en la publicación de MARUV preguntándose «¿Quién sería capaz de firmar esas condiciones?».

View this post on Instagram

Сегодня наша встреча с НТКУ длилась около семи часов, в результате которой, мы так и не пришли к соглашению двух сторон. За несколько часов до жеребьевки меня попросили участвовать в Национальном отборе на «Евровидение – 2019». Я согласилась и выиграла, и с большой гордостью готова была представлять свою родную страну – Украину на международной песенной арене. Как ранее я говорила, отказ от концертов в России не был для нас принципиальным. Основные разногласия вызвали другие пункты договора, которые, если я подпишу, становятся для меня кабальными. Я – гражданка Украины, плачу налоги и искренне люблю Украину. Но не готова выступать с лозунгами, превращая свое пребывание на конкурсе в промо-акции наших политиков. Я – музыкант, а не бита на политической арене. Я искренне благодарю и ценю каждого, кто в меня верил и голосовал. И прошу вас принять этот факт и не идти на конфронтацию. Это данность сегодняшнего дня. Я хочу дарить свое творчество без цензуры. Завтра я проснусь с новыми силами – побеждать и популяризировать свою музыку в мире.

A post shared by MARUV (@maruvofficial) on

Por último, según el medio ESCKAZ, la UA:PCB va a proceder a negociar con el resto de candidatos de su preselección nacional, a quienes ofrecerán el mismo contrato que a MARUV, aunque antes consultarán con abogados de la UER (Unión Europea de Radiodifusión) la posibilidad de retirarse del certamen durante esta edición. En caso de que continúen con la búsqueda de su representante, el resto de finalistas de la preselección ucraniana no parecen estar dispuestos a firmar el contrato.

Sea como sea, no parece que esta «telenovela» llegue a su fin. Los fans del Festival de Eurovisión han apoyado a la artista ucraniana y no han cesado las críticas hacia la cadena pública de Ucrania, incluso están recogiendo firmas a través de la plataforma Change.org para que la UER sancione al país y sean expulsados del certamen europeo.

Miguel Álvarez

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.