The Hall of Stars

Los valores éticos del cine actual

El cine español, incluso más conservador que el de Hollywood

Desde que existe, el mundo del cine ha reflejado siempre la época en la que se crea, reproduciendo valores, ideas y principios, que o bien pueden ser universales e intemporales, o bien evolucionan y cambian. Encontramos así valores inamovibles (la sociedad nunca empatizará con un violador, que será presentado como villano indiscutible). Sin embargo, mucho de lo que los directores tratan de transmitir a menudo choca o nos descubre normas éticas con las que creíamos haber roto.

En la aclamada «Campeones», que ha cosechado éxitos en los premios Goya, encontramos que aunque la premisa y el mensaje en el que se centra la película es claramente progresista y tolerante, Javier Fesser, al igual que el resto de directores actuales, aún se sube al carro de demonios disfrazados de ángeles, con el nombre de religión. Las raíces cristianas aún son difíciles de romper, y pocos, o me atrevería a decir nadie, se atreve a jugar con ellas, a pesar de ser capaces de hablar de otros muchos temas que deberían resultar más delicados o ser susceptibles de polémica.

En este caso hablamos de la familia. Y es que, el protagonista de este film se nos presenta al principio como un hombre lleno de defectos: bebe demasiado, es insensible, irresponsable, y junto con todo ello, no quiere tener hijos. Así es, el simple hecho de haber decidido no procrear se presenta como un defecto insalvable más, uno de esos demonios, asociados a un hombre malo y egoísta, cabría señalar. Lo diabólico de esta idea de Javier Fesser se encuentra en que la empatía va ligada en esta situación al personaje de su mujer, la cual no sólo agrede físicamente a su marido (en tono de comedia, por supuesto), sino que le presiona y se distancia de él precisamente porque no quiere ser padre.

Finalmente, él cede a las presiones alegremente. ¿Soy la única persona que encuentra en estas ideas una deformidad perversa de los valores actuales? Posiblemente no, pero la inmensa mayoría ha obviado estos detalles y ha aplaudido la película.

Veamos más ejemplos, esta vez hablando de aborto, un tabú que ninguna protagonista femenina jamás ha podido sortear. Y es que, en todas las series españolas, citando como reciente «La Casa de Papel» o «Las Chicas del Cable», topamos con alguna mujer que se queda embarazada «accidentalmente», y que aunque se plantea abortar en un principio, nunca lo lleva a cabo, y termina por ser una madre dichosa y amante. (Todo ello en un entorno que aparenta progresión y liberación de la mujer).

Pareciera, viendo esto, que el público jamás aprobaría que la protagonista, o que un personaje secundario con el que debemos simpatizar, puesto que es buena gente, en ningún caso podría cometer un acto tan atroz como es decidir no tener a su hijo. Algo que, en cambio, y en teoría, sólo en teoría, es aceptado en nuestra sociedad como una libertad y derecho de la mujer.

Si ponemos la mirada sobre el cine extranjero, uno de los ejemplos más atrevidos que encontramos es «Juno». La adolescente que protagoniza esta historia tampoco aborta (una vez más miedo al rechazo social), pero al menos sí muestra una perspectiva más humana y realista. No se convierte en una madre ideal, sino que decide dar a su hijo una vez que nace. Además, la familia no se dibuja como algo perfecto e inalterable, sino como algo frágil y lleno de fallos: un marido que decide que aún no es momento de tener hijos, y una futura madre soltera.

«A Ciegas», una de las películas más recientes de Netflix, escogió a una protagonista que estando embarazada y a punto de dar a luz, aún no sabía si quería tener a su hijo, no había pensado nombre, no tenía ilusión, se planteaba cederlo en adopción…en fin, una mujer real, que demuestra su nobleza tratando por igual a su hijo que al de otra persona, aunque no les pone nombre. En definitiva, una mujer buena, que se preocupa y hace responsable de personas vulnerables, las cuida y arriesga su vida por ellas, aunque no tiene un instinto maternal declarado.

Silvia Dorado

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.