The Hall of Stars

Diego Arroyo, vocalista de Veintiuno: «Ninguna canción que haya salido de Veintiuno está escrita contando mentiras» | ENTREVISTA

Hablamos con el grupo Veintiuno con motivo del estreno de su nuevo single, «Anhelo»

El grupo Veintiuno está causando furor en redes sociales y en las plataformas de streaming. Es una de las bandas del momento y acaban de estrenar una nueva canción. Tras Haters y Parasiempre, Anhelo, es el tercer single y un nuevo adelanto de su próximo álbum, ‘Corazonada’, cuya salida está prevista para este otoño. Además, durante esta cuarentena, el cuarteto natural de Toledo no ha parado de crear y también ha sacado a la luz un nuevo EP en el que han incluido sus «Pijama Sessions» con versiones de conocidas canciones. Hablamos con tres de sus miembros: Diego Arroyo (voz, guitarra y teclados), Yago Banet (bajo) y Jaime Summers (guitarra), para conocer más detalles sobre este nuevo tema, su nuevo proyecto y la situación actual del mundo de la música.

Veintiuno

– Antes de nada, hay que empezar por una pregunta casi obligada estos días: ¿qué tal estáis y cómo estáis llevando el confinamiento?

Diego: Parece que ya se empieza a ver el final del túnel.

Jaime: A mí la cuenta atrás me está costando. Estaba muy bien en la incertidumbre y la cuenta atrás es como más cuesta arriba porque no termina de llegar. Voy como al revés: la gente está contentísima y yo estoy de los nervios.

Yago: Era como peor trabajar sin fechas y ahora que hay fechas es todavía peor. Ahora de verdad se te está haciendo eterno.

– ¿Cómo está siendo el proceso de crear música a distancia?

Jaime: Normal, porque ya grabamos las maquetas así. Nuestras maquetas de trabajo y las post producciones de los temas que llevamos al estudio es exactamente el mismo proceso. Lo único que hemos hecho es rematar las canciones mejor, echar más tiempo en la preparación, en el mastering… Pero el resto, el proceso en sí, el flujo de trabajo ha sido parecido, no ha sido para nada ajeno y estamos bastante acostumbrados a hacerlo.

– El confinamiento ha supuesto para muchos una montaña rusa de emociones. El proceso de componer: ¿os ha resultado más complejo o más sencillo?

Diego: En realidad ha sido extremadamente parecido el sistema, porque nosotros tenemos una dinámica de trabajo muy constante en cuanto a lanzar los temas y trabajar telemáticamente. A veces, incluso hemos encontrado una dinámica en la que el lugar de ensayo es más un punto de reunión y puesta en común para tocar un plato e irnos. El proceso compositivo y de producción lo hacemos a distancia desde hace cuatro años y es lo que hemos demostrado que nos funciona mejor.

Yago: Lo dramático ha sido tener que cancelar y aplazar eventos, eso ha sido un poco más jodido.

– ¿Qué suele llegar primero en las composiciones de Veintiuno: la melodía o la letra?

Diego: Normalmente, ni una cosa ni la otra y las dos. A mí por lo menos a la hora de escribir temas no me funciona hacer por separado letra y música, porque considero que eso no es una canción. Para mí, tal y como entiendo la música popular y el formato de canción (lo que es algo que lleva voz), tiene que llevar algo aparejado un tema, una idea principal en torno a la cual se articule el resto. Entonces no me suele funcionar que solo haya un ritmo o solo haya una letra, porque solo una letra me lleva a la lírica y a la poesía y solo música me lleva a hacer otros tipos de formato instrumental. Para que a mí se me encienda la chispa para trabajar una canción tiene que haber un poco de las dos cosas.

Portada de ‘Anhelo’ / Ainhoa Azabal

– Este jueves habéis estrenado una nueva canción «Anhelo» en la que, una vez más, el amor vuelve a ser el protagonista, y además trata sobre el deseo y las mentiras. ¿Cómo surge este tema creado a partir de un bolero?

Diego: Inicialmente lo escribí como un bolero que no iba a ser ni para la banda porque yo no creía que podríamos llevarlo a un sitio en el que pudiese ser algo de la banda. Habla de lo que quería contar: es una canción que habla del deseo y de cómo disfrazamos el deseo de amor porque es más bonito. La suerte es que el tema a los chicos les gustó mucho y nos pusimos a trabajar a lo bestia en él hasta llevarlo a un sitio que nos flipaba.

– ¿Cuál pensáis que es vuestra canción de amor con más mentiras?

Diego: Sinceramente me atrevería a decir que ninguna canción que haya salido de Veintiuno está escrita contando mentiras, porque precisamente la premisa a la hora de escribir letras que tengo es contar cosas que tengan la mayor cantidad de verdad posible. Y si no fuese así, no lo reconocería jamás.

Diego Arroyo: «Ninguna canción que haya salido de Veintiuno está escrita contando mentiras»

– Y, hablando de anhelos, ¿qué es lo que más habéis echado de menos esta cuarentena?

Jaime: Contacto humano, relaciones interpersonales. [Risas] Porque vivo solo y mi perro está harto de mí. Tratar con personas que cuando les preguntes algo te contesten.

Diego: Justo, dejar de hablar con pantallas. Hablar con gente de verdad, con reacciones de verdad, poder tocar y estar con los tuyos.

Yago: Al final, algo tan cotidiano como sentarte en una terraza con familia y amigos a tomarte una cerveza, que parecía algo con poco valor, ahora es oro.

– ¿A quién dedicaríais esta canción?

Diego: Yo creo que nos la dedicaría un poco a todos los que alguna vez nos hemos llenado la boca de la palabra amor. Pero, a cualquiera, es una canción que precisamente hace cierta broma sobre lo cabrones que somos todos.

– Ya habéis comentado por redes sociales que «Anhelo» era un tema muy diferente a los que habíais hecho anteriormente y que esperabais todo tipo de reacciones, ¿qué era lo que os daba más miedo?

Diego: Que no se entendiera.

Jaime: Claro, es que esta canción ha pasado por seis versiones antes de llegar hasta donde está ahora. Si hubiera llegado de primeras como está ahora mismo, no hubiera habido problemas porque todos habríamos comprendido el contexto en el que la presentábamos, que ya es bastante nuestra. De primeras era un bolero con claves, con una cabasa, un piano y la voz. A lo que teníamos más miedo era no poder llevárnosla a nuestro terreno y que en ese proceso nos quedara como un invento.

Diego: Sí, que perdiera lo que la hacía única y buena.

Jaime: Había que encontrar el equilibrio y hacerla nuestra. Eso pasa en el fondo con todos los temas porque Diego no compone pensando en estilos, sino que él compone y luego la interiorizamos nosotros. En ese proceso de investigar hemos probado mucho a salir de nuestra zona de confort, estilos en los que no estamos acostumbrados, recursos que tampoco son nuestros y que no hemos hecho otras veces… Al final los metales se han quedado, pero esa fue una idea que llegó muy al final.

Diego: Esa idea originalmente cuando la hice era un sintetizador y fue idea de Jaime que fuera con trombones.

Jaime: Hemos llegado a este punto muy al final. El miedo era que quedara un invento. Hemos pasado por Santana o Billie Eilish. Cosas ni siquiera cercanas entre ellas. De las referencias que tenemos, de lo que escuchamos, de lo que nos gusta, de lo que podía pegar… hasta llegar hasta donde está ahora que creemos que es el punto óptimo.

– En el videoclip vemos ese estilo retro que ya os caracteriza, ¿cuál era la idea que queríais alcanzar?

Diego: Que fuera un video de la canción y no un video de la cuarentena. Teníamos muy limitado lo que podíamos hacer porque conseguir un salvoconducto, incluso para uno solo, era una movida, y por eso grabé yo solo. Dónde hacerlo, manteniendo la distancia de seguridad, cumpliendo con los protocolos que hay ahora de videos… era una locura. Entonces, casi todo te llevaba a lo que le ha ocurrido a la mayor parte de la gente que ha hecho este tipo de videos en los últimos dos meses: videos de animación, videos hechos a través de Skype con fondos de cromas… Vídeos que pensábamos que iban a envejecer mal y que se viera demasiado que la idea era: no puedes salir de tu casa.

El reto era:  tenemos que trabajar en una casa, pero vamos a sacar el máximo rendimiento. En el estudio que hicimos de iluminación, el trabajo previo de montaje, de búsqueda de planos, de storyboard y en el trabajo espectacular que hizo Gorka de luces in situ y de etalonaje… la premisa era: queremos que pase un tiempo y se siga recoradando como un video que tiene entidad propia y no un video como hemos hecho de coña de cuarentena con los pijamas.

– Esta canción es el tercer single y un nuevo anticipo de lo que será el nuevo disco, ‘Corazonada’. ¿Cuándo está prevista su salida?

Yago: Después de verano. [Risas] Después del verano de 2020 y antes del verano de 2021.

Diego: Siendo realistas, la idea es que el disco salga en otoño y esa fecha es con la que estamos trabajando.

– ¿Habéis acabado ya todos los temas?

Jaime: [Risas] Sería lo mejor que nos podría pasar y es el comentario más optimista que nos han hecho nunca.

Diego: [Risas] Ahí sí que lo siento.

Jaime: Es probable que el día de ir a grabar no tengamos todos los temas terminados. Diego no termina las letras, puede estar la noche antes o la misma mañana rematando. En ese sentido los temas nunca van terminados. Lo más sangrante es que es especialista en que a tres días de irnos a grabar dice: «Chicos, sé que ya tenemos los temas que queremos grabar, pero es que tengo uno…» y saca un diamantito.

Diego: Yo no termino las canciones, yo las abandono. Las abandono cuando sé que no puedo hacer nada mejor. Lo que pasa es que a veces, el punto en el que creo que la canción es la mejor, son dos meses antes. Pero, reconocedme que ha pasado: Parasiempre estaba hecha con tiempo. A mí me pasa escribiendo los temas, pero a Jimmy le pasa con la producción.

En Anhelo me pasó, llevaba escrita unos meses, pero muy cerca de la grabación (la mañana que grabamos el tema) vi que había una cosa que podía contar en el tema que hacía que fuese mejor canción. Encontré la manera de expresar una cosa que estaba en la canción, pero no había considerado. Para mí eso es lo que marca la diferencia: el poder llegar a un sitio del que tú estás orgulloso. No quiero que grabemos una letra porque tiene que haber una letra sobre la melodía, quiero que la canción cuente algo de verdad.

Jaime Summers: «Lo que ha hecho que [Veintiuno] evolucione es que hemos ido incluyendo elementos de una manera natural»

– En esta nueva canción ya hemos visto un estilo diferente, ¿en qué línea musical os gustaría seguir trabajando?

Yago: Al final es pop y lo utilizamos un poco como un escudo.

Jaime: Hace poco Diego dijo una cosa que creo que tiene toda la razón. Como que pop es nada y es todo. Utilizamos el pop para poner nuestro sello y echar ahí todo lo que se nos ocurre. Te mentiría si te digo que van a haber más temas como Anhelo y te mentiría si te digo que no van a haber más temas como Anhelo. Va a ser como fue ‘Gourmet‘ en el sentido de variado.

Yago: Nos divertimos con muchas cosas. Por ejemplo, Parasiempre y Anhelo, tienen vientos, pero también nos divertimos con temas más guitarreros. Entonces habrá un poquito de todo.

Diego: Yo veo guitarras en el horizonte.

Jaime: A mí me parece estupendo.

Diego: Es que es eso, escuchamos mucha música. Yago aparece de vez en cuando con unos reguetones y unos temas de salsa que son flipantes y aunque nosotros estemos escuchando grupos británicos, nos flipa. Y Pepe igual con la electrónica. Podemos jugar con ciertos colores y el reto es incorporarlos a nuestra peli.

Jaime: Sí, de hecho, eso creo que ha sido lo que ha hecho que la banda evolucione desde hace cuatro años. Lo que ha hecho que evolucione es que hemos ido incluyendo elementos, básicamente los que nos han dado la gana, de una manera natural. No nos da miedo incluir nada si nos gusta, si lo vemos viable y si nosotros estamos tranquilos con ello.

– ¿Habéis pensado en nuevas colaboraciones?

Diego: Puede bastante ser. Te mentiría si te dijera que sí y te mentiría si te dijera que no. Afortunadamente no hemos hecho ninguna colaboración con nadie que no nos flipara a nosotros y a quien no le flipara la canción en la que participaba. Puede que haya colaboraciones.

– Las Pijama Sessions se han acabado convirtiendo en un EP, ¿cómo surge realmente la idea?

Diego: Yo creo que la idea fue de Pepe.

Jaime: Sí, surgió porque estábamos un poco de bajonazo. Fue en ese momento en el que se confirmó que no iba a haber conciertos hasta no se sabe cuándo, que a nivel emocional fue un pequeño viaje para no nosotros. De repente fue incertidumbre extrema y en un momento dado, fue como, ¿qué hacemos? Tampoco podíamos adelantar el material nuevo porque lo vamos a grabar y en algún momento tendrá que salir y pensamos en hacer algo diferente que no habíamos hecho nunca. Y como no sabemos hacer las cosas a lo fácil, pues terminaron siendo canciones muy terminadas y con arreglos muy hechos.

– Durante el confinamiento también habéis participado en festivales online como el #YoMeQuedoEnCasa Festival. ¿Creéis que ha aportado algo todo este movimiento que se ha generado en redes sociales?

Diego: No sé si se creó para cambiar nada. No creo que su destino fuera ese. El destino que tenían era entretener a la gente y más o menos concienciar de que te tenías que quedar en tu casa. En eso creo que lo han conseguido. Incluso la gente que se queja de la sobreexposición de los directos, y que conste que no soy particularmente fan de los directos de Instagram, pero, lo único que aducen es que hay muchos. Pero, puedes no verlos. Afortunadamente, lo poco bueno que tiene el mundo en el que vivimos es que la oferta es infinita. Si tú no quieres ver algo, no tienes que verlo, nadie te lo impone. Nada que haga alguien para entretener va a suponer ningún problema. Si la gente que critica que devalúa la música en directo supiera lo que te llevas por streaming creo que no opinarían igual.  

– La mayoría de artistas hoy en día viven de los directos y esta cuarentena se ha notado aún más la caída de las ventas de discos físicos, ¿cómo os está afectando a vosotros esta crisis?

Yago: Todo son números rojos y prácticamente todo es negativo. Es una industria que se nutre prácticamente de eventos en directo que se han tenido que parar. Y ya no es solo los artistas, sino los técnicos, las oficinas… Toda esa industria y empresas pequeñitas, como nosotros u oficinas más grandes, han tenido que parar las rotativas sin ningún tipo de respuesta. Entonces, sigue siendo una incertidumbre, como qué va a seguir siendo la música o los eventos después de esto cuando se vuelva a la nueva normalidad.

https://www.instagram.com/tv/CAAo-g5nEfq/?hl=es

Alba Vivancos

Me llamo Alba. Estudio Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Vivo en la capital desde hace dos años, pero soy de tierras murcianas. Soy una apasionada de la escritura, la fotografía y la música. En mi tiempo libre me encanta ir a conciertos y descubrir nuevos artistas. Y, cuando puedo, me escapo a la playa a pasear por la orilla del mar.

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.