The Hall of Stars

Ana Mena: «Pensábamos sacar ‘La pared’ en julio, pero de la noche a la mañana me cambió el chip» | ENTREVISTA

Conversamos con Ana Mena, una de las artistas del momento, sobre sus últimos lanzamientos y su doble éxito en Italia y España con «Una volta ancora» / «Se iluminaba»

No hace falta demasiado tiempo para comprobar que Ana Mena funciona mediante impulsos. Ese es el motivo, de hecho, por el que pudimos disfrutar de su colaboración con Dellafuente, La pared, un par de meses antes de lo planeado. Pero eso no significa que su éxito sea fruto de una casualidad, sino de una confianza plena en todo lo que hace. Su fe en su proyecto musical la ha llevado al número 1 no solo en España, sino también en Italia.

La pared es una canción que habla sobre un desengaño amoroso de una forma particular, simulando una conversación entre amigos. ¿Cómo tomasteis esta decisión?

La canción, cuando aún no se sabía si sería una colaboración, se escribió en segunda persona, como si yo le hablara al chico. Pero al entrar Della fue él quien me lo propuso: «¿Por qué no lo hacemos en tercera persona y que sea algo como Amiga mía de Alejandro Sanz, una conversación entre dos personas que hablan del susodicho en tercera?». Me gusta mucho así, creo que la hace mucho más especial, más original.

De hecho, La pared cierra la trilogía de «Las tres fases del desengaño amoroso», ¿cierto?

La pared es la primera canción de la trilogía.

Precisamente me fijé en ese detalle porque tanto Sin aire como Se te olvidó están en segunda persona.

Sí, La pared sería la primera fase, esa etapa en la que estás ciego y en la que te autoconvences de que las cosas son cómo tú quisieras que fuesen y no quieres ver la realidad. Es una cosa que nos suele pasar a veces, cuando pensamos «esta persona es así» o «él también piensa en mí». En Sin aire ya ha habido un distanciamiento, pero aún sigues con algo de esperanza. Se te olvidó representa esa fase de ira y de aceptación.

En varias ocasiones has manifestado que querías colaborar con Dellafuente. ¿Qué es lo que más has disfrutado de trabajar con él?

Esta canción nació en una de esas reuniones de composición que se suelen hacer cada tiempo, en las que se juntan productores y compositores con artistas para crear nuevo repertorio. Ese día yo iba con una carga emocional muy importante, que me vino muy bien para estar en el estudio. La sorpresa fue que no conocía a ninguno de los productores ni compositores, pero fue bonito porque todos conectamos al minuto uno; éramos casi todos de la misma edad y todos íbamos como buscando lo mismo. Fue muy fácil currar con ellos. Estaban también Chris Zadley, los chicos de Lowlight y Don Patricio.

Y sí, he dicho muchas veces que quería colaborar con Dellafuente porque es un artista que admiro desde hace mucho tiempo. Me gusta porque tiene mucha personalidad; al segundo en el que lo escucho ya sé que es él. Tiene un estilo muy definido y, a la vez, tiene una libertad para moverse entre sonidos. Creo además que es un representante espectacular de la cultura de Andalucía y me parecía interesante hacer una fusión Granada-Málaga. El resultado es el que veis y yo estoy muy contenta.

Pensábamos en sacar la canción en julio para poder grabar un vídeo con su equipo de rodaje y todo. Pero de la noche a la mañana me cambió el chip y llamé a todo el mundo

El vídeo de La pared es un visual video (dirigido por Mario Arena) para el que habéis recopilado material visual ya existente, aunque no sé si alguno de los clips está grabado específicamente para la ocasión.

El vídeo lo hicimos en plena cuarentena, cuando aún no se podía salir para absolutamente nada. Imagínate cómo fue eso. Tiramos de carrete, de lo que tenía en el móvil que creía que podía quedar guay y que podía tener relación con la canción; grabé también algún clip con mi hermano en la azotea. Luego, lo ha dirigido y lo ha montado mi colega Mario, que es un crack, y así ha quedado. Para haberlo apañado durante el confinamiento, yo creo que ha quedado bastante bien.

¿Por qué elegisteis esta fórmula y no un lyric video o un vídeo animado?

No quería un lyric video, aunque añadimos la letra por si había alguna palabra que no se entendía. Para mí era importante que la gente se metiera en la historia de esta canción porque está contada de una manera que me gusta mucho: de una manera coloquial, pero sin perder el lenguaje poético. Estoy muy contenta con cómo ha quedado y quería que la letra estuviese presente por lo menos en los subtítulos, pero no hacer un lyric vídeo. De hecho, pensábamos en sacar la canción en julio para poder grabar un vídeo con su equipo de rodaje y todo. Pero de la noche a la mañana me cambió el chip y llamé a todo el mundo. Quería sacarla cuanto antes, no me podía esperar. Tuvimos una semana para prepararlo todo, entonces no hubo tiempo para un vídeo de animación, aunque tampoco era lo que buscaba.

Con La pared cierras la trilogía de Las tres fases del desengaño. Tres canciones con estilos completamente diferentes. ¿Crees que el género puede estar asociado al sentimiento que evoca la canción?

Creo que sí, que el sonido y el estilo de cada canción va acorde con lo que cuenta. Quizás con la que más vinculada me siento es con La pared, sin duda. Es una mezcla entre todas mis influencias: el flamenco y el hecho de que soy andaluza están muy presentes, también que he escuchado R&B durante toda mi vida y su evolución al trap. A lo mejor Sin aire, que es una balada latina, hubiera podido ser de otra manera y seguir teniendo concordancia con lo que cuenta.

¿Por qué decidiste recorrer este viaje empezando por el final?

Porque lo típico es empezar por el principio [ríe]. Además, cuando sacamos Se te olvidó aún hacía buen tiempo, entonces me parecía que se podía bailar en discotecas. Pero… no sé, me apeteció. Es como una peli que empieza por el final, en la que tienes que descubrir el resto de las etapas para saber cómo empieza la historia.

El equipo italiano no sabía si sacar D’estate non vale en español podía ser una buena idea

Se iluminaba es desde abril doble platino en España y Una volta ancora (versión original e italiana de la canción) tiene ya cinco platinos. ¿Esperabas este doble éxito?

No sé, tenía mucha presión si te soy sincera [ríe]. Allí, en Italia, se ha convertido en un himno. Es cierto que yo confiaba plenamente en esta canción y sabía que para traerla a España tenía que ser en nuestro idioma, aunque suena preciosa en italiano. Además, recibía muchos mensajes de gente que me decía: «Me flipa Una volta ancora, pero no la entiendo». Ahora, tenía esa presión de que ya había funcionado en un sitio y no sabía si lo iba a hacer en el otro. Nos ha dado una gran sorpresa, pero es verdad que fue creciendo lentamente. Me ha recordado mucho a cómo se desarrolló D’estate non vale, con el boca a boca y de una manera muy progresiva. No sé si seremos triple platino, pero estoy muy contenta.

D’estate non vale, a diferencia de Una volta ancora, no la trajisteis a España. ¿Por qué esta decisión?

Quise hacer D’estate non vale en español, pero no creían demasiado… No es que no creyeran demasiado, no me malinterpretes, pero todavía había cierta incertidumbre. El equipo italiano no sabía si esto podía ser una buena idea, aunque estuvimos muy pesados con sacarla. Me parece importante que, si tú quieres sacar una canción fuera, que la gente entienda el mensaje de la canción. Con D’estate non vale no sabían si era buena idea, pero con Una volta ancora los convencimos. Lo de Italia ha sido una sorpresa increíble para todos nosotros.

¿Habrá alguna colaboración más con Fred de Palma?

No lo sé. Ojalá sí, pero, si te soy sincera, no lo sé.

De La pared ya me dijiste que fuiste tú la que decidió lanzarla, pero ¿cuándo sacasteis Sin aire, aún al inicio del confinamiento, tuvisteis alguna duda?

No, además de que tenemos muchas canciones aún guardadas. Yo quería seguir sacando contenido y, en pleno confinamiento, la gente necesitaba algo de distracción. Si algo está en mi mano es publicar música y el vídeo de Sin aire estaba grabado desde hacía meses, así que ¿por qué no? La que no esperábamos sacar ahora, como decía antes, es La pared, pero no sé, me cambió el chip de un día para otro. Yo soy muy de impulsos, de dejarme llevar y creo que, al final, ha sido buena idea.

En caso de que los conciertos no vuelvan hasta dentro de unos cuantos meses, ¿cuáles son tus planes a corto plazo en el terreno musical?

A corto plazo… sacar cositas [sonríe].

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.