The Hall of Stars

David Otero: «La gente va a tener la oportunidad de ver mi trabajo durante estos años resumido en muy poco tiempo» | Entrevista

El artista celebra 20 años en la música con el lanzamiento de «Otero y yo», un disco recopilatorio de sus mejores éxitos

Para los fieles seguidores de El Canto del Loco, la reedición de esos temas que ya se pueden considerar himnos musicales –Peter Pan o Una Foto en Blanco y Negro– ha supuesto un viaje en el tiempo. Para los más jóvenes ha sido todo un descubrimiento. Aunque, para otros ha implicado una considerable decepción que ha derivado en multitud de mensajes de odio en las redes sociales hacia el compositor. «Eso ha sido lo que más me ha costado, pero también me ha venido bien aprender de ello», reconoce.

En una época donde los conciertos en directo se pueden contar con los dedos de una mano y las canciones actúan como un paracaídas contra el temporal, el cantante y compositor David Otero ha querido celebrar 20 años en la música. Lo hace este viernes con el lanzamiento de «Otero y yo«, un disco que recopila los grandes éxitos de su carrera musical junto a grandes artistas como colaboradores. Carlos Sadness, Cepeda, Taburete o Despistaos son algunos de los elegidos para revivir algunas de las canciones del madrileño en su etapa como El Pescao y como miembro de El Canto del Loco.

Otero ha podido ser partícipe desde la primera fila de la evolución que ha vivido tanto la industria musical como él mismo como cantante y compositor. De un adolescente libre y rockero a un padre comprometido y deportista que no ha dejado nunca la música de lado pese a momentos de debilidad y confinamiento. Reconoce que se ha retroalimentado de los músicos con los que ha colaborado y que últimamente ha vuelto a descubrir Aquellos Años Locos y a emocionarse con ella: «Hacía mucho que no me pasaba y ha sido como redescubrirla otra vez y volver a darle otro enfoque». Además, ha revelado que tiene muchas ganas de volver a los escenarios para emocionar a la gente y de sentarse a componer de nuevo para otros artistas.

Con motivo del lanzamiento de esta colección de recuerdos que han formado parte de toda una generación y que también incluye temas inéditos –Como Tú, David Otero se ha sincerado con The Hall Of Stars.

Pregunta. En este álbum encontramos desde canciones como Una Foto en Blanco y Negro de El Canto del Loco hasta temas de tu etapa como El Pescao como Castillo de arena. Ahora que todo se mueve por la inmediatez y la novedad, ¿qué se siente al celebrar tus 20 años en la música recuperando estas canciones y no con temas nuevos?

Respuesta. Hemos tenido la suerte de caer en un momento en el que lo que había ocurrido hace 15-16 años ha vuelto a emocionar por el hecho de que la pandemia ha removido muchas emociones. La gente que ahora tiene 30 años ha vuelto a conectar con su yo de los 15-16. Por casualidades de la vida, mis canciones estaban por ahí.

P: Una Foto en Blanco y Negro junto a Taburete acumula más de 36 millones de reproducciones en plataformas de streaming y ha conseguido el Disco de Platino. ¿Qué ha supuesto el lanzamiento de esta canción para «Otero y yo«?

R. He tenido la suerte de que justo Una Foto en Blanco y Negro la había sacado antes de saber todo esto. La pandemia ha removido muchos corazones y emociones y la ha colocado en un sitio en el que es bonito recordar todas aquellas experiencias y etapas vividas. De una manera distinta, pero con las mismas canciones. Hemos tenido la suerte de disfrutar mucho de esa casualidad y de poder hacer que esa canción llegara a mucha más gente que no la conocía. Ha saltado a una generación más nueva de 15-18 años y que tal vez no había escuchado tanto esa canción y ahora mismo me llega mucha gente que la ha descubierto gracias a esta versión

P: ¿Ha sido complicado volver a grabar esas canciones y darles otro sentido?

R. Durante el proceso de grabarlas y de interpretarlas no ha habido nada que haya dicho «Uy qué difícil esto». Al final son canciones que he cantado durante tantos años que era muy fácil reenfocarlas. Era muy sencillo ver cuáles eran las partes que menos me habían gustado de la versión original y que tenía más ganas de enfocar en las versiones posteriores.

P: ¿Qué ha sido entonces lo que más te ha costado?

R. Lo que más me ha costado ha sido a posteriori. Cuando han salido. Enfrentarme a comentarios de algunos que no les han gustado nada y que han sido muy agresivos conmigo. Han sido muy pocos y son cosas anecdóticas, pero no estoy acostumbrado a que la gente me hable así o me trate así por cantar mis canciones. Tal vez me ha costado un poco entenderlo, comprenderlo y colocarlo en un lugar en el que no me afectase.

P. ¿Lo has conseguido?

Lo he conseguido fácil. Ha sido muy sencillo poder entender que ese «hater» de lo que estoy haciendo es un «lover» de aquello que yo también había creado anteriormente. Era la misma canción que yo había hecho, pero le gustaba otra versión y tal vez estaba un poco confundido por las cosas que había vivido y provocaba que me escribiera mensajes un poco agresivos. Eso ha sido lo que más me ha costado, pero también me ha venido bien aprender de ello.

P: ¿Te sientes más seguro ahora al sacar una canción que la gente ya conoce de sobra y que ha funcionado antes o, por el contrario, sientes más respeto y miedo por las críticas de aquellos seguidores más fieles a las canciones de toda la vida?

R. Esto de sacar música te genera dudas e inseguridades y te hace cuestionarte todo cada vez que sacas algo. Da igual lo que saques que te va a generar una sensación de exposición ante los demás. Siempre hay esa sensación de ‘me desnudo y me va a ver la gente a nivel emocional’. Llevo muchos años haciéndolo y ya he perdido un poco, no el miedo, pero sí me he acostumbrado a la sensación de enfrentarme a ello. Me sigo poniendo igual de nervioso, pero lo acepto.

P: ¿En algún momento se te pasó por la cabeza no remover el pasado en el grupo y solo recuperar los temas de El Pescao?

R. Sí, pero hubiera sido irreal. Si lo que quería hacer era una revisión de lo que había hecho yo desde que empecé a hacer canciones, hubiera vetado una parte de mí a la que tengo muchísimo cariño y valor un montón. Tal vez si no me hubiera sentido nada identificado con esas canciones, no hubieran sido mías, no hubiera participado en ellas o no las hubiera visto nacer… Si lo hubiera hecho con canciones de otro y no con las que me inventé y llevé yo al local de ensayo – Una Foto en Blanco y Negro, Peter Pan, Tal Como Eres, yVolverá, entre otras-, tal vez me hubiera costado más. En este caso, como las sentía así, he tenido la suerte de poder transmitirlas desde mi corazón, dejar al lado todos esos miedos y sentirme muy natural a la hora de cantarlas.

P: ¿Le comentaste a tus compañeros de ECDL que ibas a regrabar algunas canciones del grupo?

R. Hablé con algunos sí y con otros no. Éramos varios y con algunos hay más relación y con otros menos. Hablé con algunos, no con todos. Era un proyecto que sí cogía esas canciones de ECDL, pero no era un «Oye, esto es ECDL visto por mí», sino que era un «Oye, estas son mis canciones, son las que hice yo y las canto así».

P: ¿Te has reconciliado con alguna canción durante esta etapa?

R. No tanto eso y no tanto con ninguna de las canciones que están en este disco, pero sí que hay una canción que a mí me encantaba de la época de ECDL que se llama Aquellos Años Locos. Me flipaba esa canción, que alguna vez he cantado en directo, y últimamente he vuelto a sentir una emoción tremenda con ella. Hacía mucho que no me pasaba y ha sido como redescubrirla otra vez y volver a darle otro enfoque nuevo. Me gusta mucho esa canción. 

P. ¿Te hubiera gustado incorporarla al disco?

R. Aquellos Años Locos ha sido como ‘Ay, como no he metido esta canción en el disco con lo bonita que hubiera quedado’. Sé que a Rozalén le encanta esa canción y la hubiera invitado a ella para hacerlo. Pero, como estaba tan cercana a Baile y era una canción de duetos, hablé con ella y le dije: ‘Mira, estás tan liada que no te voy a dar más el follón y no te voy a invitar a cantar conmigo en este disco porque te quiero mucho y porque sé que estás a tope de cosas. Entonces te llamo para decirte que te voy a dejar en paz’.

David Otero: «Está bien de vez en cuando encontrarte a ti mismo años después para ver la evolución»

P: ¿Cuál dirías que es la canción que más ha cambiado con respecto a la original?

R. Yo creo que Tal Como Eres ha sido la que más ha cambiado por la métrica que tiene. Ha pasado de ser una canción en ¾, que era como un vals, a un 4/4, que es el ritmo más pop estándar. Al cambiar la métrica de la rítmica de la canción se han transformado los acentos de la voz, dónde se colocaban y cómo se interpretaban. Ha cambiado mucho la energía de la canción, se ha renovado y se ha dado la vuelta. A veces te quedas extraño porque no sabes qué ha cambiado, pero notas que ha cambiado algo y ese ha sido el secreto del cambio.  Creo que ha sido un acierto porque me gusta mucho esta versión nueva.

P: Yo dudaba entre Tal Como Eres, Castillo de Arena yUna Vez Más.

R. Sí, tienen otra energía distinta, pero yo creo que Castillo de Arena es más por Marta Soto, que le da una energía muy del sur y del mar. Ella tiene tanto mar en la voz que parece que te acerca a las olas. Y Una Vez Más es un cachondeo con Nil Moliner y Arnau Griso. Son tan divertidos y le dan tanto rollo que me parece que ha crecido mucho.

P: Ya aseguraste en otra entrevista que el nombre del disco, «Otero y yo«, está completamente pensado y tiene cierta relación con «Platero y yo» de Juan Ramón Jiménez. El autor, al principio del libro hace una profunda descripción de Platero. Me gustaría plantearte este ejercicio contigo mismo. Después de volver a grabar las canciones, ¿cómo era antes David Otero y cómo es ahora?

R. Creo que después de grabar estas canciones no es que haya habido un cambio en mí, sino que con este disco la gente va a tener la oportunidad de ver mi trabajo durante estos años resumido en muy poco tiempo. Eso me parece súper valioso porque tenemos poco tiempo hoy en día en general para todo y siento que las cosas van muy rápido. Tenía ganas de adecuar estos veinte años a un resumen y que la gente tuviera la oportunidad de escucharme así. Es una suerte poder hacerlo.

P: Durante la cuarentena parece que ha habido tiempo para recuperar viejas canciones y ahora se ha formado un movimiento un tanto retrospectivo. Ya se está viendo con C. Tangana y la recuperación de la música tradicional española y Despistaos también volvieron a grabar en verano sus canciones más famosas. ¿A veces es necesario mirar al pasado para encontrar la inspiración en vez de estar continuamente pensando en el futuro y en crear algo nuevo?

R. Yo creo que esto es como volver a ese lugar que te ha emocionado y que ha significado algo para ti en algún momento de tu vida. Esto es muy parecido a un viaje. La música tiene mucho que ver con las emociones que vives instantáneas y esto es como decir muchos años después: ‘Voy a volver a ese sitio que me emocionó en su día’. Y lo ves de manera diferente porque no todos los días se sacan discos y no todos los días se sacan discos recopilatorios de tus canciones. Quería hacer ese viaje.

Tampoco significa que vayas a estar volviendo todos los días a ese sitio, pero sí que cuando vuelves lo valoras de una manera especial y lo compartes de una forma especial. Estás diciendo ‘Oye, vuelvo a ese sitio que me vio nacer como artista, como autor y compositor y os lo enseño y lo comparto con vosotros’. Esa era mi intención a la hora de hacer esto y sí que es verdad que está bien de vez en cuando encontrarte a ti mismo años después para ver la evolución y reconocerte en ese paso del tiempo, en la manera que tienes de reencontrarte contigo, de verte a ti mismo y de identificarte con lo que eres y con lo que has hecho.

P: Este disco también está repleto de colaboraciones. Taburete, Dani Fernández, Ana Guerra o Marta Soto son algunas de ellas. ¿H ay algo que hayas aprendido de ellos que te gustaría incorporar a tu forma de trabajo?

R. Sí, de hecho, es una de las cosas que más me llevo de este proyecto porque ellos han incluido, sobre todo a nivel vocal, muchos giros y pequeños detalles en las canciones que me encantan y que he cogido como míos. Me han dejado como un regalo que me ha encantado para los directos y para presentar estas canciones. Me ha encantado aprender de ellos.

P. ¿Alguna canción en concreto sobre la que te gustaría destacar esta retroalimentación?

R. Con La Noche Suena con Dani Fernández. Yo grabé mi voz y se la envié a él porque estábamos en la cuarentena. Él la grabó y cuando me la devolvió dije ‘Dios mío, tengo que volver a grabar mi voz’, porque lo que había hecho él tenía otra onda completamente distinta a la que había hecho yo. Llamé a mi productor Tato y le dije ‘Tengo que volver a grabar, acercarme mucho más a donde está Dani e irme con él por ese camino’. Me enseñó muchísimo y eso me ha pasado con muchas de las canciones. Las tomas de voces las hemos grabado varias veces precisamente para eso: para intentar acercarme a los sonidos, a los dejes y a la sensibilidad de cada uno. Más que intentar traérmelos a mi lugar, ha sido al revés, yo he intentado irme con ellos.

P: Durante los últimos años la industria musical ha cambiado de forma notable. ¿Se siguen creando carreras duraderas o los cantantes están más centrados en fabricar la ‘canción del verano’?

R. Yo creo que no tanto los artistas, sino las compañías de discos. Están buscando un poco más la inmediatez y me da un poco de pena porque hay muchísimos proyectos que tal vez a largo plazo serían brutales y ahora mismo no les da tiempo a nivel económico para apostar por ese artista que en diez años va a ser la bomba. O ahora molas o la industria no va a apostar por ti. Es una pena porque se pierde la posibilidad de desarrollar muchas carreras interesantes por el hecho de que las compañías de discos tienen miedo de que no les salgan los números y de perder la ola. España es un país de canciones y de grupos y yo creo que cuesta un poco ahora mismo apostar por un grupo nuevo que empiece de cero.

P: Si la situación lo permite, ¿cómo van a ser los conciertos de la gira de presentación de «Otero y yo»?

R. Por supuesto con todas las medidas de seguridad y protocolos que hagan falta al 100%. Y ojalá sean conciertos con los que la gente se sienta emocionada a la hora de escuchar las canciones. Es lo único que pido. Me encantaría que la gente se emocione y que las viva cerca.

P: Hay muchos artistas a los que no les gusta este nuevo formato con público sentado y sin poder apreciar sus caras de emoción. ¿Tú tienes ganas?

R. Sí, a mí sí me apetece mucho. No me importa cómo, me apetece mucho que la gente esté cerquita y estar con ellos.

P: Después probar de nuevas formas de trabajar y experimentar con nuevos sonidos, ¿cómo te planteas la creación de nueva música?

R. La verdad es que sin mucha expectativa y sin mucho plan. Nunca he sido de trazarme un plan de qué es lo que quiero hacer después. Yo creo que lo primero que quiero hacer va a ser componer muchas canciones para el siguiente disco y a partir de ahí empezar a imaginar cómo sería. Me estoy juntando con mucha gente a componer canciones para otros y me lo paso tan bien que ahora casi lo que más pereza me da es ponerme solo a escribir canciones. Me lo paso súper bien conectando con gente escribiendo canciones para otros artistas y tal vez seguiré por ahí. No lo sé.

P: Durante el confinamiento conseguiste reinventarte con un canal de YouTube sobre producción. ¿Qué consejo le darías a aquellos que han perdido la inspiración?

R. Es muy momento muy complicado para buscar la inspiración porque hay tanta tristeza en la situación que vivimos y hay tanta desesperanza que entiendo al que se haya quedado un poco seco de ideas. Al final yo creo que la inspiración viene de trabajarla mucho, la idea de estar persiguiendo una idea y dedicarle mucho tiempo es la clave para que empiece a florecer. Con las vocaciones y con cualquiera que se dedique a algo creativo pasa algo parecido: hay que dedicarle mucho tiempo, mucho esfuerzo y muchos días de tu vida para que algún día te salga algo interesante. Es muy difícil que te salga de la noche a la mañana un hit y que sea la canción de tu vida.

Alba Vivancos

Me llamo Alba. Estudio Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Vivo en la capital desde hace dos años, pero soy de tierras murcianas. Soy una apasionada de la escritura, la fotografía y la música. En mi tiempo libre me encanta ir a conciertos y descubrir nuevos artistas. Y, cuando puedo, me escapo a la playa a pasear por la orilla del mar.

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.