The Hall of Stars

María Peláe: «El hecho de que la gente se de un codazo cuando escuche la canción me hace ver que hay que seguir hablando»

La cantautora malagueña lleva más de doce años escribiendo canciones cargadas de crítica social, picaresca, y algún toque autobiográfico. Se le ha llegado a llamar ‘la Lola Flores moderna’. En 2016 sacó su primer disco de estudio ‘Hipocondría’. Estos último años ha revolucionado el panorama musical con canciones como ‘La Niña’ y ‘La Confesión’, y con su nuevo tema ‘Mi tío Juan’ vuelve a mostrarnos su punto mas teatral e irónico con el que intenta enseñar que cualquiera puede ser el Tío Juan, y que a todos les une «una libertad que no se puede aguantar». Su nueva gira ‘La que estoy formando’ arrancará el 8 de Mayo en el Festival Guitar de Barcelona.

En esta entrevista, María nos habla sobre su nueva canción, la gira, el próximo disco, Eurovision, y también nos muestra su lado más personal y natural.

¿Quién es «tu tío Juan»? ¿De dónde sale esta persona sobre la que cantas?

Pues tío Juan no es ninguna persona concreta, de hecho, quiero hacer un hastag que sea #TíoJuanSomosTodos. Además, en la canción nombro a mucha gente, «y tu profe de quinto también, y tu amigo el Julillo también…» O sea, no hay una persona concreta en la que haya pensado, pero sí conozco a muchos tíos Juan

¿Sacarás nuevo disco pronto con todas las últimas canciones?

Me encantaría sacar un disco, es algo que tenemos en mente. Todavía no va a ser, en todo caso será antes de que acabe el año, para Noviembre o así. Vamos a seguir con la gira, sacando singles y demás. Con este nuevo proyecto, hay que sumarse a la inmediatez de la música, y la gente sacan singles como churros. Eso sí, cuando detrás hay un refuerzo económico grande, es más sencillo que cuando no lo hay. Entonces, yo hago lo que puedo dentro de mis medios pero sin parar.

¿Cómo es tanto crear como publicar música en tiempos de pandemia?

No ha habido tanto cambio en cuanto a la hora de componer. Al revés, incluso en la época de cuarentena nos pusimos a componer como locas. A Alba y a mi nos pilló en casa y tenemos un estudio de grabación, ahí compusimos para nosotras y para más gente. En esos momentos hicimos la canción de ‘La confesión’. Lo único son los directos, que es lo que más se ha notado. Igualmente, el año pasado conseguimos sacar adelante la gira de «La Niña» y a esta vamos a echarle «toas las papas del guiso» para sacarla también.

¿Las próximas canciones que saques irán en la línea de ‘Mi tío Juan’ y ‘La Niña’,  o tendrás alguna canción más como ‘La Quería’ y ‘Te espero en jarra’?

De to’ como en botica. Lo bueno es poder saltar de un lado a otro dentro de un mismo estilo. Por ejemplo, ‘La Quería’ no tiene nada que ver con las otras pero a la vez sí: el sonido sigue siendo moderno, la manera de contar las cosas es la misma… Entonces tendremos un poquito de to’.

¿Qué podemos esperar de esta nueva gira? ¿Más batas de cola, ¿más ciudades?

Uy… ¡Pues mucha jarana! Porque si algo vi de la gira anterior es que, aunque estén todas las medidas de seguridad, aunque tengamos que estar sentados y demás, la gente tiene muchas ganas de alegría y de pasarlo bien. No me he cortado en poner canciones nuevas, de baile, de gozarlo y de disfrutar porque claro, como no hay disco, hay muchas canciones que solo se pueden escuchar en los directos.

Gira ‘La Niña’ – Jaime Caparros

Eres un referente para muchas personas por mostrar abiertamente este tipo de canciones LGBT. Muchos artistas deciden esconder su sexualidad, ¿por qué tú no?

La intención realmente nunca ha sido abanderarme de nada, sino simplemente ser natural, y dentro de lo natural está hablar con quién estás o no estás en cada momento. De hecho, me pilló de sorpresa que la canción de ‘La Niña’ hiciera tanta mella, porque realmente yo lo solté con toda la naturalidad del mundo. Sí era consciente de que la gente iba a escucharla con las orejas críticas y a decir: «Uy, lo que está diciendo», pero lo que estoy diciendo es lo que tendría que estar más que normalizado. Con ‘Mi tío Juan’, más de lo mismo, y precisamente el mismo hecho de que salte la liebre y de que la gente se de un codazo cuando escuche la canción me hace ver que por eso hay que seguir hablando.

¿Crees que esto te perjudica de alguna forma? , ¿recibes críticas por ello?

Hay de todo en la viña del señor. Antes teníamos «ojo patios», que se llamaban los patios de vecinos. Ahora nuestros patios de vecinos son las redes sociales y hay mucha gente, entonces, a más gente, más posibilidades hay de que siente mal algo, pero como lo hago con todo el cariño del mundo y no me estoy metiendo con nadie y estoy siendo natural, si tú tienes algo en contra de eso, el problema creo que no es mío.

Tuviste ya varios acercamientos con el Festival de Eurovision en 2017 y 2019 escribiendo «Arde» y «Nadie se salva». ¿Para cuándo María Peláe?

Me hace mucha gracia cuando me preguntan eso porque claro, le tengo tanto respeto al festival en sí  que no sé, por ejemplo en mi caso, si me vendría bien o no. Le tengo muchísimo, muchísimo respeto. Si surgiera, me tendrían que quitar el móvil y Twitter durante meses, porque a saber por dónde sale eso. La verdad es que no me lo he planteado por ahora, pero me parecería divertido imaginarme con una bata de cola y un vino dulce diciendo: «Hola, Europa»

María Peláe y Alba Reig, compositoras de ‘Arde’, candidata a representar a España en Eurovision 2017

¿Has visto algo de Eurovision este año?

Sí, he oído varias cositas y hay temazos muy muy buenos. Hay uno que tiene sonidos árabes chulísimos, ese me encantó. ‘Voilà‘ es una pasada también. Las canciones de este año tienen cosas muy guays porque han cogido sonidos modernos. La rusa también me ha encantado, de hecho, vi un hilo en Twitter que decían «han llevado a la María Peláe rusa».

Y por supuesto mi Blas, que estoy ahí a muerte, y sé que le va a salir gloria bendita y espero que lo goce mucho.

¿Qué cosas han cambiado de la Marí­a de hace 12 años a la que estamos viendo ahora?

Una barbaridad. Ha llovido mucho desde entonces. Es verdad que las ganas son las mismas, es más, incluso ahora más todavía, pero han pasado muchas cosas tanto personales como profesionales por el camino que evidentemente hacen que cambies. Además, yo he pasado por no sé cuántas facetas en mi vida: he sido hippie, he sido la más flamenca del mundo con unos pedazo de aros y cantando flamenco flamenco, mi época rapada… He pasado por todas las épocas posibles, y al mismo tiempo que he ido cantando, he ido avanzando. Mi primer concierto fue con 17 años, tu cabeza va cambiando conforme pasan los tiempos y tu música también, aunque sí es verdad que desde el principio, siempre que he querido hacer una canción, he querido decir algo. Eso sí que no ha cambiado nunca.

Y por último, ¿cómo estás, María?

Estoy muy bien, la verdad es que contenta, tranquila (personalmente, nerviosa con la nueva canción porque veremos a ver). Tengo alegría y sobre todo, de todo esto, lo más importante que he podido sacar es la importancia de que tu familia esté bien y la salud, que es lo primero. Y el arte, que para mi es parte de la salud.

Natalia Álvarez

De pequeña me obligaban a ver Eurovision y ahora no puedo dejar de hacerlo. Mientras no hay nada nuevo en el festival veo series y programas de televisión y escucho música. Ah, también estudio Periodismo y Comunicación audiovisual, pero eso no es tan entretenido.

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.